¿Qué pasaría si un día cualquiera te despiertas y descubres que en las llaves no hay agua ni para beber?

Suena duro, ¿cierto? Pues esto es lo que pasaría sino revertimos el cambio climático, ¡pero ya! Tan solo nos queda la mínima cantidad de 12 años para revertirlo y prevenir una catástrofe mundial. Según científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, únicamente contamos con esa cantidad de tiempo para modificar lo que parece nuestra propia destrucción, a través del aumento de la temperatura global, sobre explotación del suelo, escasez de agua y alimentos, muerte de especies, etc. Tanto así que el Banco Mundial ya ha invertido 22 mil 500 millones de dólares a favor del medio ambiente.

Sabemos que parece algo fantasioso que vemos súper lejano, algo que tan solo observamos en las películas postapocalípticas de ciencia ficción, pero no. Estamos a punto de entrar en una verdadera crisis si no dejamos de dañar al planeta, ya hemos logrado la extinción de demasiadas especies, un ejemplo de esto son los pingüinos que murieron ahogados hace algunas semanas por el derretimiento de su hábitat, debido a las tormentas que rompieron los glaciares, afectando el período de incubación de estos animales ¿qué estamos esperando para reaccionar? ¿Extinguir más especies? ¿Incluso la nuestra?Otra cosa que es muy probable que suceda es que el derretimiento de los polos avance más y más, logrando que el nivel de los océanos suba hasta 65 centímetros y de ahí más y más.Según la ONU, hay tres pasos a seguir para poder dar marcha atrás al daño que le hemos causado al planeta, que son:

  • Acabar con el actual consumismo que deja toneladas y toneladas de basura y plásticos no biodegradables.
  • Recuperar la biodiversidad que perdemos alarmantemente.
  • Y enfrentarnos de una vez el cambio climático.

Para hacer frente a este problema que nos incumbe a todos, se requiere un plan para reducir en un 45 por ciento las emisiones carburantes en todo el mundo durante la próxima década y alcanzar las cero emisiones netas para el 2050.

Según estadísticas de Global Footprint Network, que estudia la forma en que se consumen y gestionan los recursos del planeta, el 1 de agosto del 2018 se agotaron todos los recursos renovables de la Tierra que la naturaleza puede renovar durante un año, y en 2017 los recursos extraídos de la tierra alcanzaron los 90 mil millones de toneladas métricas y menos del 10 por ciento fueron reciclados.

También está involucrada la telefonía celular en todo este daño, ya que, al construir un dispositivo, requieren de alrededor de 60 metales diferentes, que van desde grafito hasta silicio e incluso oro. La extracción de muchos de estos metales es muy dañina para el medio ambiente, además de los desechos que generan anualmente, aproximadamente 45 millones de toneladas.

Así que la próxima vez que pienses en utilizar cosas de plástico innecesarias, o simplemente cambiar tu celular porque ya no te gusta, recuerda que el tiempo se nos agota y que el cambio comienza por uno mismo.

 

Comentarios

comentarios